sábado, 7 de mayo de 2011

Vencer los ataques de hambre y atracones


Cuando se habla de comilonas o atracones o ataques de hambre, se suelen confundir los términos. No son sinónimos;

Comilona:
Comer en forma abundante, más de la cuenta puede ser algo ocasional, una salida extraordinaria de la dieta habitual, originada en algún hecho placentero, una reunión, un festejo. Es una sola vez y luego retomamos los hábitos de comida saludables

Ataque de hambre:
Es la necesidad imperiosa de tomar alimentos, suelen aparecer cuando las comidas se toman muy separadas unas de otras, se resuelve comiendo porciones pequeñas y con mayor frecuencia, evitando la aparición del apetito voraz.

Los atracones:
ES la necesidad de comer compulsivamente, es decir, comer sin control durante minutos u horas.
Se hace a solas, lejos de las miradas de amigos y familiares. Son un desorden alimentario de origen emocional. Se come de preferencia todo lo "prohibido" o considerado "engordante": pasteles, helados, hot-dogs, patatas fritas. Si ésta conducta se repite de forma periódica la solución es consultar a un especialista en desordenes alimentarios o un médico generalista puede orientarle en los pasos a dar. Podría tratarse de una forma de bulimia nerviosa.

Pueden existir otras causas:
Hay medicamentos, por ejemplo algunos antidepresivos o cortisonas que desatan una necesidad imperiosa de comer. En otras circunstancias es producto de dietas muy rigurosas que se dilatan en el tiempo Cuando una persona hace dieta es frecuente encontrar que hay un momento en el dia, que le da un ataque de hambre. En la gran mayoría de los casos no es apetito, no es "hambre física", es una cuestión psicológica. Algo que domina la mente y no se puede controlar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares